Para construir un sitio Web accesible se aconseja seguir una serie de pasos. En cada uno de ellos se consideran las distintas partes de las que consta una página Web e indican en qué momento y de qué modo hay que realizar cada cosa para construir el sitio Web de cualquier empresa.

  1. Contenido y estructura:

    Lo primero que se debe hacer es introducir todo el texto, sin ningún efecto ni estilo. En dicho texto se identificarán los elementos estructurales básicos, como pueden ser encabezados, listas, tablas, etc.

    Hay que tener en cuenta que dichos elementos se introducen para añadir valor semántico a los contenidos, no para añadir estilos, destacar texto, etc.

    En este paso también se incluirán los elementos no textuales (imágenes, objetos multimedia, etc.). Estos elementos se añadirán sólo cuando contengan información relevante y utilizando textos alternativos.

  2. Presentación y maquetación:

    Hay que separar el contenido de la presentación. La intención es que la página Web no dependa de los estilos que se utilicen para presentarlo. De esta forma una página podrá verse tanto en un navegador tradicional como en lectores de pantalla, dispositivos móviles, etc.

    Se aconseja utilizar un estilo uniforme a lo lago del sitio Web para facilitar la navegación a todos los usuarios y se desaconseja utilizar tablas de datos para la presentación de contenidos (es mejor utilizar estilos).

  3. Revisión:

    Una vez terminado la construcción de un sitio, es necesario revisar y comprobar los requisitos de accesibilidad.

  4. Las herramientas de validación:

    Una vez terminada la página Web es fundamental evaluar la accesibilidad mediante las herramientas adecuadas.